Especialidades Médicas

NEUMONOLOGÍA

logo-en-titulo

Teléfono

(0261) 449-0300 interno 484

Conmutador

(0261) 449-0300 / 413-3300

TURNOS

(0261) 449-0333 / 413-3333

Email

neumonologia@hespanol.com.ar

recurso-cruz-hospital-español

NEUMONOLOGÍA

NEUMONOLOGÍA

logo-en-titulo

El Servicio de Neumología del Hospital Español está formado por un personal de staff formado por médicos neumólogos, kinesiólogos, nutricionistas y psicólogos que trabajan en conjunto de manera interdisciplinarias en la atención de diversas patologías:

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Asma.
  • Neumonía.
  • Hipertensión pulmonar.
  • Síndrome de apneas obstructivas del sueño (SAOS).
  • Patologías tumorales de tórax.

Brindando atención ambulatoria o en la internación. El servicio también realizar actividades educativas hacia la comunidad y actividades de investigación clínica.

 

Los profesionales del equipo de neumología se desempeñan en Unidad de trabajo para brindar así una mejor atención: Unidad de Sueño, Unidad de Cesación Tabáquica y Unidad de Enfermedades Intersticiales Difusas.

Estudios

El Centro cuenta con la realización de los siguientes estudios:

  • Laboratorio de Función Pulmonar
    • Espirometría pre pos broncodilatador.
    • Espirometría sentado y acostado.
    • Evaluación músculos respiratorios: presión inspiratoria máxima (Pimax) y presión espiratoria máxima (Pemax).
    • Pico flujo espiratorio domiciliario.
    • Test de marcha de los 6 minutos.
    • Test de bronco provocación por ejercicio.
  • Fibroendoscopía y Videofibroendoscpía
  • Estudios de Sueño
    • Polisomnografía.
    • Poligrafía respiratoria nocturna.
    • Titulación de CPAP.
    • Titulación de Bipap.

Servicio de Neumonología del Hospital Español

Dra. Mónica GRILLI
Neumonóloga. Jefe del Servicio. Coordinadora de las Unidades de Sueño, Cesación Tabáquica y Enfermedades Intersticiales Difusas.

Dr. Gustavo RYAN
Neumonólogo. Cirujano de Tórax.

Dra. María Eugenia MORALES
Neumonóloga. Cesación Tabáquica y Enfermedades Intersticiales Difusas.

Dr. Gerardo MALBERTI
Neumonólogo. Enfermedades Intersticiales Difusas.

Dr. Javier ABDALA
Neumonólogo. Enfermedades Intersticiales Difusas.

Dr. Mauricio OTAROLA
Neumonólogo Infantil.

Dra. Andrea MOLINA
Neumonóloga Infantil.

Dra. Elina GIL
Neumonóloga.

Lic. Inés VAIERETTI
Psicóloga. Cesación Tabáquica.

Lic. Marisa SARTORE
Kinesióloga. Kinesiología respiratoria, Sueño y Ventilación No Invasiva.

Lic. Soledad MIRANDA
Kinesióloga. Kinesiología y Rehabilitación Respiratoria. Pre quirúrgicos.

Lic. Giannina FERRO
Kinesióloga Infantil

Lic. Inés VAIERETTI
Psicóloga. Cesación Tabáquica.

Dr. Lucas ROMERO
Unidad Cesación Tabáquica.

Lic. Agustina QUEVEDO
Nutricionista. Cesación Tabáquica.

Lic. Mariela PEREZ
Nutricionista. Cesación Tabáquica.

Sras. Rosana CHICÓN y Lorena URZAY
Secretarias Administrativas

Unidad de Cesación Tabáquica

Programa abordado por el médico neumólogo, psicólogos y nutricionista.

Más de 600.000 personas mueren anualmente en su condición de NO fumador, expuestas al humo del tabaco. Cancer, cardiopatías, asma y otras enfermedades. En total, la epidemia de tabaquismo mata cada año a 6 millones de personas al año. De seguir esta tendencia, la cifra aumentará a 8 millones para 2030.
Tres de cada cuatro fumadores, conscientes de los peligros del tabajo, quieren dejar de fumar. Solo el 5% de la población mundial dispone de servicios completos para el tratamiento de la dependencia del tabaco. A los fumadores les resulta difícil abandonar su hábito sin ayuda y los sistemas de atención de salud son los principales responsables de ofrecer el tratamiento adecuado.

El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedad evitable de mortalidad prevenible. En el tabaco se han encontrado múltiples sustancias perjudiciales para la salud. Fumar no es solo un “hábito”. Es una enfermedad. El consumo de tabaco cumple con todos los criterios de:
– Existencia de tolerancia.
– Dependencia.
– Síndrome de abstinencia en ausencia de la misma.
– Comportamiento compulsivo.
El máximo responsable de la dependencia es la Nicotina, sustancia con un gran poder adictivo similar al de otras drogas como la heroína o la cocaína. La dependencia se manifiesta en los aspectos físicos, psicológicos y sociales.
Si bien todos los fumadores son adictos a la nicotina, lo son en grado diferente. Las características de la inclinación emocional a la adicción son propias de cada fumador por lo que la personalización del tratamiento es uno de los factores más importantes para lograr el objetivo.

La manera más efectiva es completamente y de una vez. Las investigaciones demuestran que los tratamientos más exitosos son aquellos que conjugan farmacología (medicamentos) y psicología congnitiva-conductual, realizados por profesionales capacitados.
Existen medicamentos que disminuyen los síntomas (ansiedad, irritabilidad, alteraciones de memoria y concentración, insomnio, que constituyen el “síndrome de privación de nicotina”), que se presentan en las primeras semanas de suspensión del consumo de cigarrillos, ayudando también a disminuir el deseo de fumar. A esto se le suma el enfoque psicológico.
Es por esto que el Hospital Español de Mendoza ofrece una Unidad de Cesación de Tabaquismo, integrada por un equipo de neumonólogos, cardiólogos, nutricionistas y psicólogos, con evaluación del paciente y reuniones grupales.
Esta Unidad está disponible para Socios, Obras Sociales, Prepagas y público en general.

Dra. Grilli, Mónica
Dra. Morales, Maria Eugenia
Dr. Romero, Lucas
Lic. Vaieretti, Inés
Lic. Quevedo, Agustina
Lic. Pérez, Mariela

cesaciontabaquica@hespanol.com.ar

Unidad de Sueño

Diagnóstico, tratamiento y seguimiento de síndrome de apenas
obstructivas del sueño. Integrada con las especialidades de
neurología, otorrinolaringología, fonoaudiología y odontología.

La apnea de sueño es una enfermedad muy frecuente. Se calcula que afecta al 4-6% de las personas adultas y según avanza la edad, la enfermedad aparece con más frecuencia. También puede ocurrir en niños.

Las paradas respiratorias se producen por una obstrucción de la vía aérea superior, se cierra o se colapsa la zona de la garganta. Los factores que predisponen son muy variados, pero en muchos de los casos la causa fundamental es el exceso de peso, ya que la grasa se acumula especialmente en el cuello.

Las consecuencias de este Síndrome de Apneas obstructivas del sueño son:

La somnolencia diurna excesiva provocada por un sueño poco reparador y fragmentado: es decir sentir sueño: comiendo, hablando con alguien, leyendo o viendo la televisión, en el cine y también en situaciones de alto riesgo: en el trabajo, cocinando o conduciendo.
Impacto a nivel cardiovascular: aumento de riesgo de padecer infartos de corazón, arritmias, hipertensión arterial y accidente cerebrovascular.
Metabólico, neurocognitivo y respiratorio. Incluso se ha asociado con mayor riesgo de cáncer y accidente de tránsito.
Algunos factores de riesgo para la apnea son los antecedentes familiares, la edad (mayores de 40 años en los hombres, después de la menopáusica en las mujeres), el sobrepeso, la obesidad y una circunferencia cervical de 43 o más centímetros en el hombre y 40 en mujeres.

El tabaco y los malos hábitos de sueño pueden agravar la enfermedad, por ejemplo tomar alcohol a última hora de la tarde o por la noche, cenar copioso, no dormir las horas suficientes o la posición. En general las paradas aumentan si dormimos boca arriba. En niños la causa más frecuente es tener las amígdalas grandes.

Los síntomas de la apnea que se detectan durante la noche:

Despertarse con sensación de ahogo
Visitas frecuentes al baño
Dificultad para conciliar el sueño y mantenerlo durante la noche
Múltiples despertares
El tratamiento habitual es la CPAP: una máquina que a través de una mascarilla por la nariz o por la nariz y la boca, administra una presión positiva de aire sobre la vía aérea y evita que se “cierre” la garganta. No es oxígeno. Su aplicación ha demostrado ser eficaz para suprimir las paradas respiratorias, la disminución del oxígeno y los ronquidos, mejorar calidad del sueño, la somnolencia diurna, además de reducir riesgo de accidentes de tráfico y laborales, complicaciones cardiovasculares y la mortalidad relacionada con la apnea.

El tratamiento no es curativo. Hay que seguirlo mientras se padece la enfermedad. Existen varios tipos de tratamiento según la gravedad.

Las principales alternativas son la pérdida de peso, no fumar, dormir las horas necesarias, dormir de costado y hacer ejercicio físico.

Dra. Grilli, Mónica
Dra. Sartore, Marisa
Lic. Vaieretti, Inés
Lic. Quevedo, Agustina
Lic. Pérez, Mariela

Unidad de Enfermedades Intersticiales Difusas:

Unidad integrada con las especiales de inmunoreumatología,
diagnóstico por imágenes, cirugía de tórax, anatomía patológica.

Información Útil

Servicios médicos relacionados:

¿Le gustaría donar a la Fundación Hospital Español?

logo-dona-hospital
recurso-cruz-hospital-español